Animate a escanearme

Tras casi seis años de inactividad en el mercado inmobiliario, volvieron los créditos hipotecarios. Los mismos serán ajustados mensualmente por inflación, lo que significa que la cuota que se paga cada mes puede incrementar de acuerdo con el nivel de inflación registrado.

El ministro de Economía, Luis Caputo, sostuvo: “Los créditos hipotecarios son un motor fundamental para este equipo económico”

Por otro lado, Alan Schachter, arquitecto y experto del mercado inmobiliario, sostuvo que “Es una oportunidad histórica para la clase media. A diferencia de los créditos de 2016-2018, cuando el valor del metro cuadrado alcanzó máximos históricos, hoy este se encuentra un 50% más bajo, ofreciendo un gran potencial de valorización y una compra ventajosa”

Además, en el sector destacan:

Accesibilidad: Dado que al ser una cuota más baja y considerando que dicha cuota no puede superar en general el 25% del salario o del ingreso del grupo familiar, alcanzará con dos sueldos no muy altos para poder ser calificado”, dijo Daniel Bryn, de Monitor Inmobiliario y socio de Zipcode. 

Si la inflación se modera, aumentará la capacidad de ahorro de una familia o persona. 

Más plazo: En situaciones donde la inflación exceda en más de 10 puntos el incremento salarial, los créditos UVA cuentan con una cláusula que permite al cliente solicitar al banco la extensión del plazo de financiación hasta el 25% del monto del préstamo.

Facilidades para cuentas sueldo: Varias entidades bancarias ofrecen tasas bonificadas con el objetivo de fidelizar a sus clientes. 

Tasas de interés más accesibles: “En períodos de nula inflación, la cuota se ajusta puramente por el cargo que oscila entre 3% y 8% anual. Esto brinda una seguridad al prestatario, ya que se consideran bajos incluso en mercados internacionales altamente competitivos”, comentó Santiago Ramos, de Vizora Desarrollos Inmobiliarios.

Sin dudas, este préstamo facilita el acceso a la vivienda propia, lo cual genera esperanza y además ayuda a que los alquileres bajen de precio. Pero también provoca una gran incertidumbre para el prestatario, por los potenciales riesgos que conlleva adquirirlo. 

Riesgos a tener en cuenta: 

Incremento de la cuota superior al aumento de sueldos: Uno de los mayores riesgos es que el aumento en la cuota por inflación supere el aumento del salario del deudor. Por ejemplo, si inicialmente la cuota representa el 20% del ingreso mensual, con el tiempo podría escalar a 50%. Este desfase puede comprometer la capacidad financiera del prestatario para cumplir con el pago.

Deuda en Dólares: Otro riesgo significativo es el impacto de la inflación en la deuda, comparada con el tipo de cambio del dólar. Es posible que al inicio del crédito, el monto adeudado en dólares sea menor que con el pasar de los años. Esto fue evidenciado, por ejemplo, por una cliente de la consultora RG Inversiones, quien observó que su deuda aumentó de 50,000 a 70,000 dólares a medida que la inflación superó el aumento del tipo de cambio.

Recomendaciones para futuros prestatarios:

Adoptar una estrategia de ahorro e inversión: Ahorrar regularmente y establecer un plan de ahorro constante que permita acumular un capital inicial.

Invertir con prudencia: Considerar inversiones que ofrezcan rendimientos en dólares o que, al menos, compensen la inflación.

No endeudarse excesivamente: Evaluar cuidadosamente la capacidad de contraer deuda y evitar comprometerse con créditos que puedan volverse insostenibles.

La adquisición de una vivienda debe planificarse cuidadosamente, especialmente en un contexto económico tan volátil. Considerar estos factores puede ayudar a evitar complicaciones financieras a futuro y a lograr una compra más segura y estable.

Desde el Banco Hipotecario hasta el Banco de la Provincia de Buenos Aires, cada institución tiene sus propias ofertas y beneficios, adaptados a las necesidades de los solicitantes.

Daniel Bryn, Martillero y Corredor Público  sostuvo que “Una recomendación clave es asegurarse de que la cuota del crédito sea manejable. Dado que las cuotas ajustables por inflación subirán todos los meses, es fundamental que el monto sea accesible para el tomador del crédito. Esta accesibilidad se garantiza eligiendo una cuota que no comprometa desproporcionadamente los ingresos mensuales”.

Es clave mencionar que el aumento en el valor de las propiedades será progresivo. “Se espera que, con el crecimiento de las inversiones y el fortalecimiento de la demanda, se creen las condiciones adecuadas para un incremento continuo en el valor de los inmuebles, ofreciendo así una oportunidad excepcional para inversores a largo plazo en busca de beneficios futuros”.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *